Inicio Articulo
Dolor en todo el cuerpo: Podrías estar sufriendo de Fibromialgia

De pronto te sientes cansado, no tienes ánimos para seguir con tus actividades cotidianas y experimentas un fuerte dolor muscular en todo tu cuerpo. Te realizas diferentes exámenes médicos, pero aparentemente te encuentras estable. Estos síntomas podrían ser los indicativos de una enfermedad que no es detectada fácilmente a través de exámenes de sangre ni radiografías y que su origen aún es desconocido: Fibromialgia.

La Fibromialgia

La Fibromialgia fue reconocida en 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una patología de reumatismo no articular. El origen de la enfermedad es desconocido, pero según algunos estudios parece estar relacionada a la forma en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor.

¿Cómo saber si padezco de Fibromialgia?

Además del dolor muscular y fatiga, existen otros síntomas que podrían ser indicadores de esta enfermedad:

Síntomas

  • El dolor muscular persiste durante más de 3 meses
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Sensaciones extrañas: ardor, entumecimiento, hinchazón, entre otras
  • Dificultad de mover el cuerpo al despertar
  • Período menstrual doloroso
  • Síndrome del colon y vejiga irritable
  • Cambios de temperatura
  • Cambios de ánimo
  • Trastornos del sueño
  • Dificultades cognitivas
  • Ansiedad y depresión

 

 

 

¿Cómo tratar la Fibromialgia?

Hasta el momento no existe cura para esta enfermedad, pero si existen diferentes técnicas y tratamientos que atenúan los síntomas y que permiten mejorar la calidad de vida de las personas que la sufren.

Algunas de ellas son:

  • Medicamentos: Usualmente se recetan analgésicos para el dolor y reducir la inflamación. También se pueden administrar antidepresivos según sea necesario.
  • Actividad física: Está demostrado que el ejercicio físico aporta y contribuye a la mejora del paciente. También se recomienda practicar ciertos deportes como natación, siempre y cuando estén indicados y aprobados por el especialista.

 

  • Terapias: Una opción muy importante y que ha demostrado excelentes resultados es la Fisioterapia. La Fisioterapia dispone de diferentes técnicas y procedimientos. Servirá como un tratamiento relajante y atenuará el dolor según los avances en cada sesión. Para ello, también contribuye la acupuntura, una técnica muy antigua, que consiste en insertar agujas en el cuerpo en zonas específicas. Las agujas regularán tu sistema nervioso y contribuirán a tu bienestar.

 

  • Consejerías: Es importante llevar asesorías y programas educativos que te ayuden a comprender y poder convivir con la Fibromialgia. Los familiares también juegan un rol importante como apoyo y soporte emocional del paciente.

 

Recuerda que cada tratamiento es personalizado, si sientes algunos de estos síntomas, no dudes en ir a realizarte una revisión para descartar la enfermedad.

 

 

 

 

 

Encuentra una sede cerca de ti
Cerrar
WhatsApp chat

Atiéndete desde casa con un médico especialista. Consulta online aquí