Inicio Articulo
Escoliosis. Síntomas y tratamientos

La escoliosis es la desviación de la columna. Se produce cuando la columna vertebral presenta una curvatura lateral anormal. Esta desviación es demasiado pronunciada, en algunos casos, la columna se altera en forma de “S” y otras en forma de “C”.

Causas

Actualmente, las causas de la escoliosis no se conocen. Varían en función al tipo de escoliosis y de las personas que la presenten. Aún así, se creen que pueden ser debido a problemas óseos, musculares y posturales.

En las etapas de la pubertad y adolescencia es en donde se manifiesta con mayor frecuencia. Por eso, es necesario su detección precoz para la aplicación de medidas preventivas para su progresión.

 

Síntomas

En algunos casos, sobre todo en niños, la escoliosis no presenta dolor. En la juventud es más probable presentar dolores, como de espalda y cabeza. Algunos de los signos que motivan a los pacientes ir a consulta son: la presentación de un hombro más alto que otro, asímetrias en la ropa y calzado, entre otros.

 

Tratamiento

Ningún tratamiento ha logrado corregir de forma permanente la escoliosis. Algunos de ellos, sin embargo, contribuyen a corregir de forma temporal y, sobre todo, para prevenir la progresión de la deformidad.

Según los grados que presente la deformidad en la columna, el médico decidirá el tipo de tratamiento necesario. Si la curva es de 10 a 15 grados, se tratará únicamente por chequeos médicos. Si es de 20 a 40 grados, el médico recomendará el uso de un corsé ortopédico y Fisioterapia. Cuando la curvatura llega a 50 grados, el paciente presenta un caso más avanzado de escoliosis y requiere cirugía. Esta cirugía consiste en mover los huesos de la columna vertebral para fusionarlos y fortalecer la columna.

Cual sea el caso, una detección temprana es lo más recomendable para evitar el avance de la deformidad. No olvides consultar a un especialista para que te brinde la información necesaria para empezar un tratamiento.

Encuentra una sede cerca de ti
Cerrar
WhatsApp chat

Atiéndete desde casa con un médico especialista. Consulta online aquí