Inicio Articulo
¿Eres deportista? Ten cuidado de sufrir un esguince

Los esguinces son un tipo de lesión que es muy frecuente en atletas, futbolistas, basquetbolistas, entre otros. Esta lesión es causada por una rasgadura o hasta el desgarro completo del ligamento y se produce por caídas, golpes o torceduras.

¿Qué tipos existen?

Según la gravedad de la lesión en el ligamento, se pueden clasificar en 3 grados:

  • Grado 1: Se produce una distensión en el ligamento de forma leve, no llega a la rotura. Puede causar dolor, pero no llega a inmovilizar completamente la zona afectada.

 

  • Grado 2: Desgarre parcial del ligamento, existe una laxitud en la articulación. La zona tiende a inflamarse, causando dolor y debilidad.

 

  • Grado 3: Es el tipo de esguince más grave, se da cuando hay una rotura total del ligamento. La articulación se encuentra muy inestable, duele mucho y se ve muy inflamada.

 

 

¿Qué hacer si sufro de un esguince?

 

Al momento de sufrir un esguince, se recomienda aplicar inmediatamente hielo para poder reducir la inflamación. No aplique el hielo directamente, sino con una toalla u otro tipo de tela, de lo contrario podría quemar la piel y causar más lesiones en ella.

 

No manipule ni mueva la zona. Se puede aplicar una férula o vendaje que la inmovilice, este no puede ser muy ajustado, pero sí firme.

 

La articulación no debe tener presión, debe estar en reposo, y en caso sea necesario mantenerla elevada. No continuar con las actividades deportivas hasta evaluarse con un especialista.

 

Es importante pasar por la evaluación de un médico para que descarte qué tipo de esguince es y brindarle un tratamiento adecuado para la lesión.

 

Recomendaciones de cuidado para deportistas

 

Te brindamos estas recomendaciones para que puedas reducir las posibilidades de sufrir algún tipo de esguince durante tus actividades:

 

  • Calentamiento y estiramiento

El poder preparar al cuerpo en el momento previo es imprescindible, además, no solamente brinda beneficios corporales sino también mentales. Consiste en realizar diferentes pequeños ejercicios como trotar, estirar las articulaciones y músculos que se van a usar en su actividad. Se deben realizar como mínimo durante 15 minutos y también hacerlos al finalizar, esto brindará aún mayor flexibilidad.

No omitir esta recomendación, recordemos que la mayoría de las lesiones deportivas se dan por falta de flexibilidad y por no haber calentado de forma correcta.

 

  • Equipo adecuado

 

  • Usar zapatillas que se adecuen correctamente a la forma del pie.
  • Utilizar equipos de protección, hoy en día ya existen para casi todas las partes del cuerpo.
  • No olvidar los implementos necesarios para cada deporte, te brindarán un mejor desempeño en la actividad.

 

Descansos

 

Evita exigirte más de lo necesario en cada rutina, esto podría provocarte lesiones. Es importante tomar los descansos necesarios para recuperarse del ejercicio realizado cada semana, así los músculos y tejidos tienen tiempo a recuperarse o reponerse.

Nutrición

La hidratación es esencial, te ayudará a recuperar los líquidos perdidos en el entrenamiento. También es muy importante llevar una dieta balanceada donde se incluyan las proteínas necesarias para regenerar algún tejido dañado, así como también carbohidratos que incluyan y aporten energías para la actividad física.

 

Como deportista requieres de una mayor atención, considera necesario realizarte evaluaciones constantes para medir tu rendimiento. Tu alimentación también debe ser supervisada por un especialista. Sigue estas recomendaciones y evita sufrir alguna lesión que te impida realizar lo que más te gusta.

 

 

 

 

Encuentra una sede cerca de ti
Cerrar
WhatsApp chat

Atiéndete desde casa con un médico especialista. Consulta online aquí